¿Cómo debe ser una limpieza fin de obra?

By octubre 8, 2020Uncategorized
Limpieza fin de obra

¿Acabas de llevar a cabo una reforma en el hogar, en tu local comercial o en tu oficina y necesitas limpiar? La limpieza fin de obra es un servicio realmente interesante en estos casos, sobre todo cuando es ejecutado por un equipo especializado en la materia. Si buscas los mejores resultados, no dudes un momento en apostar por esta alternativa.

No importa que estemos hablando del hogar o de nuestro lugar de trabajo. Contar con las mejores condiciones y comodidades es fundamental para nuestro día a día. Además, si queremos que una vivienda, un local o una oficina luzcan, hay que cuidarlas como se merecen.

Consejos prácticos para una limpieza fin de obra

Es muy normal que tras una reforma, haya pequeños detalles o rincones de casa en los que se acumula el polvo, pintura o restos de ladrillos. Lo importante es retirarlos sin que en el proceso dañemos absolutamente nada.

  1. Evitar manchas

Muy importante antes de comenzar las obras. Cubre los muebles con ´sabanas, retira los pomos de las puertas o cubre los marcos de las ventanas con cinta aislante. De esta manera, evitarás que ninguna mancha los arruine y conseguirás que la limpieza fin de obra posterior sea mucho más sencilla y rápida.

  1. Cuidado con el polvo

Uno de los principales trabajos y también uno de los que más tiempo nos va a llevar. Tras una reforma, el polvo se ha ido acumulando. En primer lugar, deberemos centrarnos en el más superficial. Pasaremos de los elementos grandes a los más pequeños y concentrándonos en una habitación antes de pasar a la siguiente.

  1. Limpia las paredes y los techos

Dos elementos a los que pocas veces se presta atención. Una limpieza fin de obra ha de encargarse de las paredes y de los techos, incluso aunque estén recién pintadas.

  1. ¿Qué hacer con las manchas incrustadas?

En ocasiones, aunque nos esmeremos en proteger nuestros suelos, es muy fácil que aparezca alguna mancha de cemento, yeso o pintura. Si se secan son realmente difíciles de quitar. Por eso, el mejor consejo que podemos darte es el de ocuparte de ellas cuanto antes.

  1. Limpieza final

Es el último paso de una limpieza fin de obra, aunque no por ello es menos importante. Aunque nos cueste creerlo, una limpieza no elimina todo el polvo o la suciedad de una casa. Por eso, un repaso final nos permitirá obtener mejores resultados. En esta ocasión, será suficiente con pasar la aspiradora, fregar el suelo, los cristales o los muebles.