Consejos para la limpieza de sofás según su tela

By noviembre 13, 2020Limpieza del hogar
consejos para la limpieza de sofás

Uno de los muebles imprescindibles en cualquier hogar. Por desgracia, no están libres de sufrir manchas que no siempre son sencillas de eliminar. Por eso, como especialistas en este campo, vamos a aprovechar estas líneas de nuestro blog para ofreceros una serie de consejos para la limpieza de sofás según su tela. ¡Esperamos que os sean de gran utilidad!

En Marfa contamos con un amplio abanico de Home Services a disposición de todos nuestros clientes. Uno de los más demandados tiene que ver con la limpieza de sofás y cortinas. Disponemos del equipo especializado y del mejor material para eliminar toda clase de manchas, rastros o cercos.

Pero es posible que decidas que quieres encargarte tú mismo de la mancha. Hay algunas, las más leves y pequeñas, que pueden ser eliminadas siguiendo los mejores consejos para la limpieza de sofás. Si ese es tu caso, no te puedes perder estas recomendaciones que te vamos a dar.

Tienes que tener claro que estamos ante uno de los muebles más difíciles de limpiar. Hay que ser cuidadosos para lograr los mejores resultados sin dañar el tejido, sobre todo si no disponemos de fundas lavables a máquina. En ese caso, deberemos tratar la tapicería de forma directa. Dependiendo del tipo de material en el que esté fabricado, habrá que guardar unas precauciones u otras.

Así, por ejemplo, los principales consejos para la limpieza de sofás de microfibra será utilizar únicamente agua fría y jabón. Utilizaremos un trapo húmedo y frotaremos la mancha con él, Una vez hayamos finalizado, habrá que retirar el exceso de agua.

En el caso de que el sofá sea de lana, nos volveremos a vale de agua fría y jabón o champú. Además, deberemos sacudir o aspirar la superficie antes de frotar las manchas.

En el caso de la lona, un buen consejo para la limpieza de sofás es utilizar una mezcla de agua fría y detergente, aunque también podremos usar bicarbonato. En este caso, estamos ante un material muy resistente, por lo que no deberemos pasar miedo en el cepillado, ya que lo soportará sin mayor problema.

Si nuestro sofá es de piel, necesitaremos un cepillo para cuero y limpiar con un producto específico para este material. También podremos usar una mezcla casera de agua destilada y jabón neutro.

Para terminar, con el algodón probaremos agua fría y bicarbonato, mientras que en el terciopelo, una tela muy delicada, necesitaremos valernos de vinagre blanco y agua tibio, frotando en el mismo sentido en el que nacen las fibras y siempre con un cepillo de cerdas suaves.