Limpieza en comunidades de propietarios: El cuidado de la piscina

By julio 12, 2019Uncategorized
Limpieza en comunidades de propietarios

Llega el verano, suben las temperaturas, el calor hace acto de presencia… ¡Necesitamos combatirlo! ¿Algún sitio mejor que la piscina? En Marfa somos conscientes de su importancia durante estos meses. Es por ello que, como expertos en la limpieza de comunidades de propietarios, nos gustaría darte unos pequeños consejos para que tu piscina luzca en perfectas condiciones.

Por desgracia, las piscinas no se limpian solas. ¡Ojalá! Al revés. Hay que tener mucha precaución e iniciar una serie de trabajos que nos permitan disfrutar de una instalación óptima, un agua cristalina y pura posible. En definitiva, que goce de un buen estado de salud.

Tras una más que contrastada experiencia en la limpieza de comunidades de propietarios, hemos comprobado que confiar en profesionales puede ser una de las mejores decisiones que puedas tomar. Te asegurarás que tu piscina luzca siempre en perfectas condiciones y que su agua sea pura, cristalina y sin impurezas.

limpieza de comunidades de propietario: Cuidado piscina

Si pese a todo deseas ocuparte tú mismo de ella, hay ciertos puntos que tienes que saber de manera obligatoria:

  • Lo primero de todo: ¿Hay que hacer alguna reparación? Si es así, lo más conveniente siempre es llevarla a cabo antes de la época veraniega. Observa los azulejos y busca fisuras, roturas…
  • En segundo lugar, habrá que limpiarla con cepillos y productos ácidos. Además, también es preciso utilizar anti-algas.
  • Comprueba el buen estado de la depuradora. Se trata de un elemento fundamental para nuestro día a día. Un aliado del que también tendremos que cuidar.
  • En una piscina, la higiene lo es todo. Controla la calidad del agua, que los niveles de cloro sean los adecuados, así como el pH. Recuerda que el pH ha de oscilar entre 7,2 y 7,6 para que el agua sea apta para el baño.
  • Uno de los trabajos que hay que realizar diariamente antes del uso es retirar todos los restos que hubiera flotando en el agua, ya sean residuos, algún que otro insecto u hojas. También habrá que vaciar el cesto de la bomba.
  • En último lugar, si vas a pasar periodos sin utilizar la piscina, ya sean cortos o largos, tápala con una lona. Evitarás que el agua se ensucie demasiado y, de paso, consigues mantener la temperatura.

Leave a Reply