Medidas de prevención de coronavirus en piscinas

By julio 17, 2020Uncategorized
medidas de prevención de coronavirus en piscinas

El verano ya se encuentra entre nosotros. Pero estamos ante uno distinto, muy distinto. Es el primero en el que el COVID-19 se encuentra presente entre nosotros. Una pandemia que ha asolado el mundo entero y de la que no nos hemos librado todavía. Pese a ello, la “nueva normalidad” ya se encuentra instalada en España y hay que vigilar ciertos aspectos de nuestro día a día. En este post, nos gustaría hablaros sobre las principales medidas de prevención de coronavirus en piscinas.

Según sabemos a día de hoy, las principales vías de transmisión del virus son a través de secreciones respiratorias (tos o estornudos) y el contacto persona a persona. Se está estudiando también si es posible un contagio por el aire, pero todavía no hay una evidencia científica firme. Tampoco se ha demostrado que el COVID-19 pueda transmitirse a través de agua en piscinas, spas o hidromasajes. En este sentido, un correcto mantenimiento y desinfección del agua debería desactivar al propio virus.

Por tanto, las principales medidas de prevención de coronavirus en piscinas tienen que ser el mantenimiento de las distancias mínimas entre las personas y la desinfección de las superficies y zonas comunes.

En primer lugar, habrá que garantizar en todo momento el control del aforo. A día de hoy, se sigue apostando por permitir la admisión de un tercio del aforo, manteniendo una distancia preventiva de, al menos, dos metros entre sombrillas y toallas (no entre personas). Esta distancia social se mantendrá de manera especial en las entradas, recepciones, vestuarios, taquillas o duchas. Para asegurarse, es posible cerrar algunas de ellas para evitar su uso.

Además, otra de las recomendaciones es asegurarse que siempre existe jabón de manos y geles hidroalcohólicos a disposición de todos los usuarios que se encuentren disfrutando de la instalación. También es precisa la instalación de papeleras suficientes para desechar cualquier pañuelo o desperdicio.

La segunda de las medidas de prevención de coronavirus en piscinas tiene que ver con la limpieza y la desinfección. Es preciso que antes de la apertura de la instalación se realicen estas labores, prestando especial atención a espacios cerrados, vestuarios o baños, así como también a las rejillas o corcheras con las que pudiera contar la propia piscina.

Las zonas frecuentadas, como aseos o vestuarios, deberán ser desinfectadas dos veces al día por lo menos, mientras que pomos, puertas o barandillas, tres. Los productos utilizados deberán ser biocidas del tipo 2 o desinfectantes virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad.